Los cuatro puntos cardinales son tres: el Norte y el Sur.

lunes, 26 de mayo de 2014

Gustavo Santaolalla. La jaula en nuestra mente.

Jim Downs







"Ya no recuerdo.

Si me estaba construyendo un ataúd de ayeres o una pecera de mañanas.

Con remos a otras vidas.

Y popa de pompas...

....pero siempre, siempre....aparece un iris, que varea y tercia lo que las ondas esconden.

Sotovocce, existen susurros incontestables.

Y ahora, cuando la guinda caduca la vida me regala un féretro de porcelana resquebrajada.

Sabes que donde vivo no existen farmacias de guardia, ni veterinarios del corazón.

Demasiado peso para seis manos. 

La conciencia es una obsesa mórbida. Una cuchilla infesta y caliente. Saja mientras zurce.


Una hermosa cicatriz para decirme que ya no recuerdo.

Y a mi pecho ya no le preocupa otra más. Al alma, sí.

La herida es bella."



























domingo, 25 de mayo de 2014

Quid pro quo









Marcin Sacha






Tanto soñó con el sol, tanto... que olvido los árboles.

Tanto soñó con la luna, tanto... que olvido las sombras.

Tanto soñó con las nubes, tanto... que olvido el cielo.

Tanto soñó con la luz, tanto... que olvido el azuluz.

Tanto soñó con el tiempo, que olvido la arena.

Tanto soñó con la veleta, que olvido el barro.

Tanto soñó con el melocotón, que olvido el hueso.

Tanto monta olvido.

Olvido tanto,  que el reloj se desmorona.

Tanto olvido, tanto... que soñó con Damasco y un tul.

Tanto tiempo, tanto... que soñó despierta.

Tanto quid, tanto... que soñó sin alba, ni almohada.

Tanto quo, tanto... que soñó de espaldas.

Tanto tiempo, tanto... que despertó bocabajo.

Tanto mecer, tanto... que se meció el brillo, la humildad y la sien.

Tanto mesar, tanto... que se torció la hebra, la hiedra y el laurel.

Tanto esperar, tanto... que se cansó la sonrisa y cayeron, gachas, rendidas las pestañas.

Tanto darse la mano, tanto... que Casablanca está tomada por las huestes.

Tanto doblar la mano, tanto... que se mesa Venus con el peine de púas férreas.

Tanto dormir despiertos... tanto, que despertamos solos.

Allá dónde los sueños mueren la vida.

Tanto que nada es todo.

Y mientras tanto el sueño colgado del hilo....

...y el amor enjaulado, aderezado entre comino y cilantro.

Tanto, tanto...

...ha pasado. Y ha dejado de pasar...