Los cuatro puntos cardinales son tres: el Norte y el Sur.

jueves, 6 de marzo de 2014

Statu Quo

Marcin Sacha





-Ya sabes. Escribo cuando se me comen las lágrimas, la puta pena o los dichosos nervios. O la angustia, esa preocupante y glotona cocinera. 

-¿Entonces?

-Nada que decir.

-Pues ni lo pienses, ni lo escribas, ni te lo digas.

-¿Callo?

-Por supuesto, errático.

-Cogeré la bicicleta.

-Cógela.

-Ella sin tus pies no es nadie. Y tú, sin ella no eres nada.


-...

-Tiene arte que la mayor de las pequeñas sea aquella que acabe donde sólo empieza la única.

-¿La rueda...?

-No, el guisantepiedra.

-Entonces es él.

-No, es ella. La codicia.










Baraka (1992)